fbpx

En estos tiempos post pandemia, los equipos enfrentan el reto de volver a trabajar de forma armoniosa para cumplir con las tareas que se les asignan. El líder tiene que buscar conjugar las nuevas tendencias de trabajo que exige la virtualidad o un ambiente híbrido. Aún así, en equipos que trabajan de forma presencial también pueden presentarse problemas que hace que disminuya su desempeño.

 

¿Por qué el desempeño de mi equipo de trabajo disminuye?

 

Un desempeño deficiente puede deberse a múltiples factores, tales como a dinámica de comunicación tensa, errores individuales, un líder distante o falta de claridad en los objetivos del equipo.

Ante esta situación, puede añadírsele que la dirección puede estar presionando para que se corrija la situación inmediatamente, o los mismos integrantes del equipo tratan de salir de esta dinámica por sus propios medios.

Desintegrar el equipo o separar a algunos de sus miembros no siempre es la mejor solución, ya que esto puede conllevar costos adicionales que pueden sobrepasar el daño que ocasiona la ineficiencia del mismo equipo.

 

¿Qué hacer para revertir la dinámica de un equipo ineficiente?

 

La coach Anne Sugar del Programa Ejecutivo de Harvard Business School sugiere las siguientes acciones para diagnosticar la causa de la ineficiencia y diseñar un plan de acción que lo revierta.

Uno, como líder de un equipo en esta situación, debe estar abierto a recibir retroalimentación sobre el desempeño del equipo de trabajo y de su labor como líder de este. Es común ponerse en una actitud a la defensiva cuando se reciben este tipo de comentarios, pero tampoco es bueno desestimarlos ya que significa que, otros en el exterior, perciben un problema.

Pida más claridad y ayuda a la alta dirección de la empresa. No se trata de negar o disimular el problema, sino de enfrentarlo con todos los recursos que la empresa cuenta o solicitar ayuda externa a ésta para solventar la situación.

Evalúe su propio estilo de liderazgo, tal vez éste está contribuyendo de forma negativa a fomentar la ineficiencia del grupo. Pregúntese si está comunicando objetivos de la forma correcta. Si está siendo claro sobre lo que espera de cada miembro del equipo y si es transparente en la forma de evaluar desempeños.

Permita al grupo que intervenga en la co-creación de objetivos. No permita que el grupo se desentienda de los problemas generados por su ineficiencia. Invítelos a buscar la forma de diagnosticarlos y luego de corregirlos, para que ellos también se sientan parte de la solución.

Transmita una visión del futuro del equipo dentro de la misma organización y pídales a sus integrantes que evalúen, también, sus objetivos personales para alinearlos a los del equipo. De esta forma, sentirán que existe un propósito para su contribución en la organización y que será benéfico, también, para su crecimiento personal.

 

Mejore la eficiencia de su equipo de trabajo con los Programas de Liderazgo y Formación de Equipos de REINVENTARE.

Image by Gerd Altmann from Pixabay